lunes, 12 de diciembre de 2011

El camino de Saona...

Ilustraciones Elena Rojo.
Entonces se levantó y salió a dar una vuelta por aquel lugar , vió que todo era oscuro, Saona había aprendido mucho, pero parecía que todo empezaba de nuevo.

¿Qué era lo que estaba fallando?, ¿por dónde tenía que empezar para poder andar con paso firme, sin miedo?.


Seguí andando por el bosque y me encontré un extraño ser que no era capaz de reconocer, era lila y bajito, con unas orejas grandes y peludas, sus ojos tenían una gran expresividad, iba vestido con una especie de traje de arpillera.

De un salto, subió como una exhalación encima de la rama de un árbol y desde allí comenzó a mirarme.
Me miraba, gruñía y giraba la cabeza de un lado a otro, aquel enano lila parecía que tenía claro lo que ocurría.

Viéndole, no me pude aguantar las ganas y le pregunté:

-¿Qué es lo que te ocurre?,¿Por qué no paras de mirarme y gruñir?-

No me respondió, pero continuó mirándome y gruñendo, lo que me ponía cada vez más nerviosa y ansiosa.

Decidí seguir hacía delante y dejar atrás aquel enano lila, pero cual fue mi sorpresa al ver que éste me seguía.

Empezó a hablar en voz alta diciéndo que tenía que aprender a ver desde adentro, que sólo me dedicaba a observar desde fuera.
Este dichoso enano no me dejaba tranquila y encima se dedicaba a decirme cosas que me enfadaban cada vez más.
A medida que más me iba enfandando yo, más gruñía él.

Llegó un momento en el que se paró y me dijo:
-Tu miedo te está llevando por un camino diferente al que tu buscabas,sólo piensas desde fuera, no desde adentro.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario