viernes, 15 de julio de 2011

La chica del mar

Ilustraciones Elena Rojo
La llamaban la chica del mar, siempre estaba allí a la misma hora, cabizbaja y sola.

Todo el mundo hablaba de aquella chica pero nadie se detenía nunca para hablar con ella y conocerla.
Había muchos rumores sobre ella, pero no sé por qué preferí conocerla y no hacer caso a esos rumores.
Estaba seguro que merecería la pena conocerla.

En aquel lugar todo el mundo irradiaba mucha libertad, tranquilidad y respeto, pero ella parecía vacía, parecía que no estuviera allí, y neos por qué me atraía, pero me llamaba mucho la atención.
Pienso que la curiosidad hacia lo diferente y mi predilección por los retos eran mis motivos en ese momento.
Entonces, mientras estaba andando por la playa, la vi, como siempre, cabizbaja y sola, me acerque y me senté cerca de ella, y de repente salió un pequeño ser de entre las flores, iba dando saltitos, y agitando sus brazos de arriba abajo, a la vez que saltaba.

Se puso encima del hombro de aquella chica, y vi como ella acercaba su oreja como si estubiera escuchando aquel extraño ser.
Pensé que eran imaginaciones mías, decidí no prestar demasiada atención aquello.
Estaba decidido acercarme, ya tenía preparado que preguntarla para entablar una conversación......cuando.....


No hay comentarios:

Publicar un comentario